Palermo Textil / Blog / Catálogo / Tela escocesa: la gran clásica de los uniformes escolares
Catálogo/ 15 noviembre 2019

Tela escocesa: la gran clásica de los uniformes escolares

tela-escocesa-la-gran-clasica-de-los-uniformes-escolares-por-palermo-textil

Durante muchos años, la Tela escocesa ha sido una de las opciones preferidas de las escuelas a la hora de diseñar sus uniformes. Ya sea por su durabilidad y fácil cuidado, o por sus emblemáticos patrones cuadrados, esta tela ha resistido el paso del tiempo y de las modas hasta convertirse en un verdadero clásico en el mundo textil. Pero, ¿dónde se originó y por qué es tan famosa?

Un comienzo de altura

Los primeros registros que se tienen del tartán, como también se le conoce a este material, se remontan al siglo XV, en la región de las Tierra Altas de Escocia. Allí los habitantes de la zona utilizaban a diario un “kilt” o falda escocesa, confeccionada con esta tela y cuyos colores se obtenían de forma natural, de plantas y raíces.

Esta vestimenta tradicional tenía 5 metros de largo y se colocaba alrededor de la cintura. La tela sobrante se ponía por encima del hombro para ayudar a adaptarse a las circunstancias climatológicas tapando más el cuerpo si hacía frío, o recogiéndose para dejar más libertad de movimiento.

El patrón cuadrado que tanto caracteriza a esta tela es producto del cruce de líneas verticales y horizontales que se forman al elaborarla, y si creías que el resultado en los colores utilizados para cada patrón era pura coincidencia, te tengo una mala noticia. Antiguamente, los clanes de Escocia se distinguían entre sí portando un color y patrón diferente al resto de  los demás, ¡todos regulados por la Autoridad Escocesa de Tartanes! 

Del campo escocés a las escuelas.

Como ya te habrás podido dar cuenta, el uso de la tela escocesa en los uniformes, principalmente de primaria y secundaria, obedece al concepto de la identificación. Así como en la antigua Escocia los clanes se diferenciaban unos de otros a través de diferentes colores y variaciones en los patrones, los uniformes escolares poseen el rasgo de diferenciación para saber distinguir entre el alumnado de una escuela a otra. 

Aunque en la actualidad se confecciona el tartán de varios tipos de telas diferentes, los materiales más comunes en su elaboración son el poliéster y el acrílico. Como ya lo hemos dicho en anteriores notas, el poliéster es una fibra sintética ampliamente usada en la industria textil, ya que es una fibra reconocida por su gran capacidad de absorción y transpirabilidad. Por otro lado, los acrílicos tienen una composición más semejante a la lana, sólo que son más suaves al tacto y su cuidado es mucho más simple.

Entonces, ¿qué tela debo usar para mis uniformes?

Para la confección de tus uniformes escolares con patrones cuadriculados, las mejores opciones son la tela Xalostoc, cuya composición 70% poliéster y 30% acrílico, la hacen fresca, cómoda y resistente al uso rudo de los niños. Otra buena opción que puedes considerar, es la tela Gales, cuya composición es de 65% poliéster y 35% acrílico. 

Al final, todo dependerá de qué tan grueso y manejable quieras que sea el corte a utilizar. Ambas opciones de telas escocesas cuentan con un sinfín de colores para escoger y seguro más de una se adaptará a la perfección a tu proyecto.

Compartir:
Palermo Textil

Con más de 3 generaciones de experiencia, nuestro compromiso siempre ha estado en ofrecerte un servicio y atención que cumplan con los más altos estándares de calidad, para brindarte soluciones que cubran todas las necesidades de tus proyectos textiles.

Suscríbete a nuestro newsletter

* Obligatorio
1
×
Hola!