Palermo Textil / Blog / Tips / Confecciona tu propio vestido para Niño Dios
Tips/ 15 enero 2020

Confecciona tu propio vestido para Niño Dios

confecciona-tu-propio-vestido-para-nino-dios-por-palermo-textil

México es un país lleno de tradiciones, y sin importar en qué parte del territorio nos encontremos, los mexicanos siempre buscamos mantener viva la esencia y colorido de cada una de ellas. Por eso, en esta ocasión te hablaremos de las fiestas de la Candelaria, pero más específicamente de todo lo que envuelve al clásico vestido para Niño Dios y cómo escoger la tela para confeccionarlo en tu propia casa o taller.

Pero antes de ponernos manos a la obra debes conocer un poco sobre el origen de esta tradición y cómo ha evolucionado con el paso del tiempo. Quizá pienses que se trata de una tradición nacida en México, sin embargo, a pesar de no existir un registro claro de dónde inició esta costumbre, muchos indicios apuntan a que las monjas españolas en los conventos virreinales fueron las primeras en vestir con atuendos finos y elegantes a la figura del bebé Dios del nacimiento (aunque los mexicanos fuimos los que diversificamos los atuendos y por consiguiente, su significado). 

Se visten Niños Dios

Las fiestas de la Candelaria, el 2 de febrero, representan el fin de la cuarentena y purificación de la Virgen María tras dar a luz a Jesús, y como lo dicta la tradición, es momento de preparar al Niño Dios de nuestros nacimientos para llevarlo a la iglesia a ser bendecido. A partir de aquí es cuando cobra vida la práctica de escoger el atuendo dependiendo de las costumbres, fe y gustos de cada familia. 

Según la tradición oficial, los vestidos van cambiando de acuerdo a tres etapas o años en los cuales pasa de ser bebé, niño y posteriormente a adulto.  El primer año se acostumbra el color blanco, de preferencia con un ropón o ropa de bebé y dos palomitas porque es el año en que lo bendicen. 

Para el segundo año se viste de cualquier virtud del Niño Dios (como el Niño de Atocha, Niño de Plateros, el Niño de Praga, etc.), y para el tercer año, ya como adulto, se viste en alguna advocación de Jesús (Sagrado Corazón, Jesús de Nazareno, Señor de la Misericordia, etc.). 

No obstante, en México la tradición se ha adaptado y evolucionado al punto de también ser muy común ver atuendos rememorando a santos o ángeles.

Confeccionando tu propio vestido para Niño Dios

¡Hora de comenzar! El primer paso para poder elaborar tu propio diseño para vestir al Niño Dios es tener claro el concepto que seguirás. Ya sea que te inclines por la tradición acorde a sus etapas de vida o prefieras algo menos común, es muy importante que sepas bien cómo será el vestido para poder escoger el tipo y color de tela que usarás. 

A continuación te compartimos tres opciones que te servirán como punto de partida para que escojas la mejor para ti. 

Razo de novia

tela-razo-de-novia-por-palermo-textil

Este tipo de tela de extraordinaria calidad es muy utilizada para la confección de todo tipo de prendas de moda, infantiles e incluso como tela decorativa. Su composición 100% poliéster le da un acabado brillante y elegante, y su variedad de colores la hacen una opción perfecta como el material principal del vestido para Niño Dios o para brindar detalles elegantes al acabado.

Su tamaño a lo ancho es de: 170 cm.  

Razo Satín

El satín es una tela de apariencia y tacto muy similar a la seda debido a su composición a base de poliéster y su patrón de tejido único de cuatro hilos arriba y un hilo por debajo (a diferencia del tradicional: uno arriba y uno bajo). Una diferencia notable con respecto al Razo de Novia es su posibilidad de poder ser lavada a máquina sin maltratar la tela o perder el brillo de sus colores.

Su tamaño a lo ancho es de: 150 cm.

Organza cristal

Por último, tenemos la organza. Esta tela tiene la cualidad de ser casi transparente y rígida, ideal para vestidos o velos de novia. Debido al acabado químico que se le da al finalizar su elaboración, este tejido aún rígido pero flexible que toma forma fácilmente, es perfecto para los detalles finales o para el velo del vestido.

Su tamaño a lo ancho es de: 150 cm.

Este año evita un gasto extra comprando el vestido para Niño Dios y anímate a confeccionarlo con tus propias manos y a tu gusto. En Palermo Textil tenemos todo lo necesario para que puedas hacerlo. Si tienes dudas, puedes enviarnos un whatsapp o visitar nuestras redes sociales. ¡Hasta la próxima! 

Compartir:
Palermo Textil

Con más de 3 generaciones de experiencia, nuestro compromiso siempre ha estado en ofrecerte un servicio y atención que cumplan con los más altos estándares de calidad, para brindarte soluciones que cubran todas las necesidades de tus proyectos textiles.

Suscríbete a nuestro newsletter

* Obligatorio
1
×
Hola!